Piedras para masaje


Piedras para masaje

En existencias
se puede enviar en 2 días

25,00 / caja(s)
El precio incluye el IVA  (en la factura aparece desglosado)


Contiene 15 piedras naturales para masaje de distintos tamaños y formas. Pueden variar su forma o color ya que están pulidas por la naturaleza.

Las medidas aproximadas van de 8 cm. Las mas grandes a 2 cm. Las mas pequeñas

Su preso 280 g. las mas grandes a 20g las mas pequeñas

Vienen en la caja de madera de 15x11,5x9cm con instrucciones de uso.

Se puede escojer entre piedras negras y de varios colores.

 

 Su composición en su mayoría es basalto de origen volcánico  que van del color negro pasando por todos sus tonos de grises hasta  prácticamente blanco

 Es el tipo mas recomendado de piedra a utilizar en la zona de piedras calientes. Su textura suave y no porosa se combina con su cualidad para retener una temperatura elevada. La piedra del basalto puede mantener la energía calorífica durante 45 minutos, si es lo suficientemente gruesa.

 

Contraindicaciones y precauciones:

 

Las contraindicaciones para estas piedras son las mismas que las de un masaje manual tradicional, excepto que es necesario tener una consideración adicional al calor.

El tratamiento con piedras calientes, naturalmente, no seria apropiado para clientes con un tipo de piel que no tolere el calor, con una piel muy sensible,

 

Calentar las piedras:

 

Hay diferentes maneras de calentar las piedras terapéuticas:

-        En un recipiente grande (olla o recipiente) con agua caliente;

-        En un dispositivo de calefacción eléctrica con termostato diseñado para este propósito;

-        En un horno.

Calentamiento de las piedras en una olla grande con agua caliente:

Tome una sarten u olla grande. Coloque las piedras en el interior. Ponga a hervir el agua en una tetera y vierta con cuidado en la olla. Todas las piedras deben estar completamente sumergidas en el agua. Después de unos 20 minutos las piedras se habrán calentado adecuadamente y estarán listas para su uso. Retire las piedras del agua con una cuchara u otro utensilio. No vierta el agua cuando aun este caliente. Coloque las piedras que se hayan enfriado durante el masaje de espalda en el agua caliente para calentarlas de nuevo.

 

Calentamiento de las piedras en el horno

Coloque la parrilla en el nivel medio. Precaliente el horno a 50oC (calor arriba y abajo). Con un paño de horno, coloque las piedras en el horno y déjelas calentar durante 20 minutos.

 

Limpieza de las piedras:

 

Después de usar las piedras en cada cliente, lave las piedras cuidadosamente con agua corriente fría. Lave a continuación con agua tibia y jabón. Rocíe las piedras con un spray antibacterias.

Al final del día, remoje las piedras con agua y sal marina durante 20 minutos.

Seque las piedras y unteles aceite natural, como por ejemplo, aceite de oliva.

Limpie y almacene las piedras por separado en una pequeña caja o contenedor.

 

Consejos útiles cuando se utilizan las piedras

 

-        Utilice siempre las piedras ligeramente húmedas y bien untadas en aceite (pero sin gotear).

-        Asegúrese de que la piel del cliente esta bien lubricada con el aceite seleccionando de formulas aromáticas para el tipo de piel del cliente.

-        Gire las piedras con frecuencia durante la sesión terapéutica para que el calor se difunda por igual.

-        Evite golpear las piedras entre ellas.

-        Cuando saque las piedras del calentador, no use cuchara de metal (el ruido puede alterar el estado de relajación de su cliente).

-        Enjuague siempre las piedras y sus manos entre un cliente y el siguiente.

 
Examine esta categoría: Página de inicio